La gastronomía como forma de entender la vida

Comerse una sangría, beberse una aceituna o ver moverse un ravioli líquido en una cuchara son algunas de las sensaciones que afloran a través de los conceptos de tapas propuestos por Albert y Ferran Adrià en Tickets, un nuevo bar de tapas en la frontera de los barrios Poble Sec y Eixample de Barcelona. No me voy a poner a contarles más detalles del local, ya que para eso están todas las guías de la ciudad y otros blogs que ya lo hacen con lujo de detalles, pero lo que sí me parece interesante compartir con vosotros es el origen de esta iniciativa. Los hermanos Adrià comentan:

Para nosotros La Vida Tapa es un concepto global que une la gastronomía a una forma de entender la vida. Una forma divertida de comer que convierte a quien participa en intérprete de una obra de teatro, de una revista de coristas, de un vodevil circense, en protagonista de un entremés cantado. Una puesta en escena de la vida misma. En La vida tapa no hay lugar para el aburrimiento, para la tristeza y la soledad; lo hay para las risas, la complicidad y las buenas compañías

Mi experiencia en el Tickets fue ejemplar. Realmente fui a cenar bastante escéptica el día de mi cumpleaños – aunque no me puedo quejar de los sitios a los que me lleva mi chico – ya que no soy una persona que la pasa bien cuando tiene que probar todos sus conocimientos de protocolo (no es que no los tenga; ¡al contrario!) en un día que debería ser de disfrute natural. Tampoco soy de oler una lechuga, por más buena que sea, y quedarme satisfecha; pero debo admitir que mi percepción del lugar cambió desde el momento que atravesé la puerta principal y me sentí en un mundo de fantasía en el que podía convertirme en la máxima invitada de honor por unas cuantas horas. El staff nos creó un menú basado en las novedades y los platos más famosos del bar, además de tomar en cuenta nuestros gustos personales, haciendo una selección que no solo se basaba en la combinación correcta de sabores y texturas, sino también en un orden impecable.

En total pudimos degustar 13 tapas y dos postres… y no hemos comido más porque sino nos hubiesen tenido que pegar una patada por “detroit” para salir rodando por la puerta de salida. No sabría qué platos recomendar ya que todos estuvieron igual de exquisitos, pero si tengo que nombrar algunos para saciar vuestra curiosidad puedo mencionar a las olivas gordal adobadas, los mini airbags rellenos de queso manchego y panceta ibérica y el ravioli líquido de queso gaditano Payoyo. Pero reitero, los sabores que tuve el honor de conocer aquella noche quedarán en el recuerdo de mi paladar por siempre jamás, sin dejar a ninguno de lado.

Y para finalizar, os dejo algunas fotos para abrir el apetito y seduciros a gastar unos cuantos euritos de más en una velada que ofrecerá de manera asegurada una experiencia única.

Los airbags de queso manchego…
…y el bonito…
Ravioli líquido…
Espárragos con salsa de trufas y migas de jamón crujiente
¡Teníamos la primera fila para el show!
…y cómo no, unas ostras apasionadas…

¡Bon Apetit! 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s